CRISTOBAL FONTECHA HURTADO

ARTES EN ICOPOR

 

Artes en Icopor nace por una necesidad de desempleo hace 16 años, luego se convierte en una empresa vendiendo los productos por las calles de Medellín. Actualmente son 15 empleados fijos y 2 temporales.

Al haberme formalizado pude participar en concursos y acceder a equipos tecnológicos con los cuales mejoré mis productos, tener más capacidad de producción y de esa manera mi empresa creció. Cuando uno genera una factura legal el cliente se siente más seguro de lo que está comprando, que está llevando un producto de buena calidad, de esta manera fortalecimos las bases de nuestra empresa.

Mi reflexión para otros empresarios, es que yo perdí 12 años de ser reconocido como empresa, porque al no estar registrado estaba trabajando de una forma clandestina como si lo mío no fuera tan importante, cuando uno hace las cosas bien desde el principio, sin temor porque yo no he sentido que me estén quitando el dinero, uno se siente más seguro de lo que tiene. Los invito a hacer las cosas bien desde el principio, para que sean prósperos en el futuro.